Hay una pregunta que aparece siempre en las búsquedas de trabajo y nos incomoda bastante: ¿Cuál es tu remuneración pretendida?

Parece una pregunta muy pequeñita y normalmente se encuentra al final cuando ya hemos completado muchos otros pasos más profundos. Sin embargo, cuando la vemos en un formulario de aplicación es muy común que nos paralicemos un poco.

Por un lado, no queremos que nuestra respuesta sea un motivo para no ser considerados en la selección por habernos excedido; por otro lado, tememos responder muy por debajo y que eso afecte nuestra oferta final si continuamos en el proceso.

No desesperes, vamos a ver algunos tips a los que puedes recurrir para contestar esta pregunta con confianza.

Hazte la pregunta a ti mismo/a

Como decimos siempre, el autoconocimiento es un factor clave para realizar un proceso de búsqueda laboral exitoso. Hazte estas preguntas de manera realista:

  • ¿Cuánto dinero necesito ganar para vivir? Piensa en tus necesidades y también en tu estilo de vida.
  • ¿Estoy dispuesto/a a resignar salario por un trabajo que me guste más?
  • ¿Qué posibilidades de crecimiento me dará este nuevo trabajo? ¿Resigno hoy por una apuesta a futuro?
  • Si vas a realizar un cambio lateral, ¿harías el cambio por el mismo dinero o esperas un porcentaje de aumento?

Estas preguntas te ayudarán a entender la situación en la que estás más allá del mercado, cómo estás hoy y cuáles son tus expectativas a futuro.

Investiga el mercado

Ahora que ya sabes qué te gustaría es importante entender cuál es la situación del mercado y cuánto se alinea a tus expectativas. Es vital que siempre pongas en diálogo lo que te gustaría y lo que está sucediendo, de esta manera puedes poner metas alcanzables.

Mira estos tips para investigar el mercado:

  • Encuestas salariales: hay organismos gubernamentales, ONGs, comunidades, que realizan encuestas sobre remuneración y comparten el promedio del mercado para distintos puestos. Debajo te dejo algunos links por país para que comiences tu investigación ;)
  • Consulta con colegas: preguntar cuánto gana una persona puede no estar muy bien visto. Sin embargo, puedes acudir a colegas con una idea de tu remuneración pretendida y validarla, ¿estás muy por debajo? ¿o muy por encima?
  • Busca información de la organización: tu remuneración pretendida puede variar según a dónde estés aplicando, quizás es una industria que remunera por encima del mercado y entonces puedes poner un número más alto del que pondrías en otras organizaciones.
  • Glassdoor: es una web de reviews de empresas, y permite compartir de manera anónima puesto y salario. Puedes buscar información por empresa o comparar el mismo puesto en distintas compañías.

¡Hasta la próxima!