¿Sabías que LinkedIn es la red profesional más grande del mundo, con más de 660 millones de usuarios en más de 200 países? Ya sea que estés buscando trabajo, quieres contar cómo es tu recorrido profesional, o simplemente mantenerte conectado con tus colegas, es muy importante que tengas bien armado y actualizado tu perfil de LinkedIn.

Te invito a recorrer las distintas secciones del perfil y analizar cómo completarlas para sacarle el mejor provecho.

Presentación

Dos fotos: una para tu perfil y una de cabecera.

  • Foto de perfil: es importante poner una foto con buena luz y cerca de la cámara. Acá te compartimos algunos tips para que tu foto cuente lo mejor de ti.
  • Foto de cabecera: usa una imagen que te inspire, o una de la organización a la que perteneces.

Titular

Conviene que en esta sección elijas un titular que describa tu desarrollo profesional o hacia donde quieres ir. Tal vez poner un título genérico cuente más sobre tí que el nombre de tu puesto actual. Por ejemplo, si estás estudiando Desarrollo Web Full Stack en Acámica y quieres conseguir tu primer empleo en esta área puedes poner “Futura/o Desarrollador/a Web Full Stack”.

Tip #palabrasclave: Los reclutadores realizan búsquedas por palabras clave, mira cuáles son las palabras más usadas en el área a la que apuntas y asegúrate de incluirlas en todo tu perfil.
A la derecha del perfil con el botón “Más” puedes agregar si estás en búsqueda activa y qué tipo de trabajo te gustaría encontrar, esto alertará a los reclutadores y aumentará tu llegada a otras personas que trabajen en tu área.

Acerca de

Preséntate, cuenta tus motivaciones y/o tus objetivos. Si estás buscando tu primer trabajo en tecnología puedes hacer foco en tus aprendizajes y contar la forma en la que te preparas para este nuevo desafío. Si trabajas en un área no relacionada a lo que quieres hacer en el futuro haz foco en los aprendizajes que puedes trasladar de un área a otra.

¿Necesitas ayuda para armar tu historia personal? Puedes ver algunas técnicas de Storytelling en este artículo y recuerda las #palabrasclave.

¿Qué se recomienda no incluir en esta sección?

Laila Robbiano, acompaña el desarrollo del equipo de mentores de Acámica y ha realizado selección para equipos de tecnología, ella nos cuenta que: “Las habilidades humanas como la proactividad y la responsabilidad son muy valiosas, pero estas habilidades pueden ser puestas en escena al momento de una entrevista, no es necesario mencionarlas en el perfil de LinkedIn, a menos que se trate de experiencia liderando equipos, organizando meetups o capacitaciones, donde las habilidades están vinculadas a los roles.”

Destacado

Agrega links a tu portfolio, página web personal, o contenido que hayas generado y esté accesible para compartir. Si tienes proyectos como Desarrollador/a, Diseñador/a o Data Scientist esta es una gran sección para dar cuenta de todo lo que puedes lograr.

Actividad

Aquí aparecen tus últimas participaciones en LinkedIn. Es importante que te mantengas activo/a en la red, comentando, compartiendo y generando contenido. Esto permite que la persona que esté mirando tu perfil pueda conocerte mejor, entender con quienes interactúas y ver que le estás aportando a la red.

Experiencia

Esta es la sección central de tu perfil y la que recibirá más atención, es muy importante mantenerla actualizada. Construye tu historia de desarrollo profesional, incluye una breve descripción de tu actividad, la fecha de inicio y finalización. También puedes sumar tus aprendizajes y cómo esa experiencia te ha aportado valor en tu camino profesional.

Si actualmente estás sin trabajo y en búsqueda de empleo, es aconsejable que completes la información de “puesto actual” siguiendo estos consejos:

  • Empresa: “En búsqueda de un puesto como…”
  • Cargo: indica el cargo al que aspiras, puedes incluir especializaciones o certificaciones.
  • Descripción: incluir qué has hecho durante este tiempo, estudios, cursos, perfeccionamiento de habilidades.

Si estás estudiando en Acámica puedes contar sobre los distintos proyectos que desarrollaste, e incluso sumar un link a tu portfolio (repositorio de Github, Behance, Medium).

¡Extra tip! LinkedIn pone primero tu última experiencia laboral, ya que normalmente es la más relevante, si estás armando tu CV copia este mismo orden ;)

Educación

Momento de sacar a relucir todas esas horas que has destinado a aprender nuevas habilidades. Incluye dónde has estudiado y la temática, adjunta el certificado o diploma de graduación. En descripción cuenta más sobre el tema de estudio, la razón por la que lo has estudiado, y cómo te ha ayudado a convertirte en un mejor profesional.

Aptitudes y validaciones

Son características estandarizadas o items que puedes agregar en tu perfil, además puedes pedirle a tu red de contactos que valide tus conocimientos. Es bueno tenerlo completo para que cualquiera que visite tu perfil se pueda llevar en una vista rápida cuáles son tus habilidades y suman como #palabrasclave para que te destaques con los reclutadores.

Recomendaciones

Pídele a las personas con las que hayas trabajado que hagan una pequeña recomendación sobre tu perfil, qué les gustó de trabajar contigo, tus fortalezas. Las recomendaciones serán más relevantes si vienen de clientes o líderes.

Logros

Destaca algún hito de tu historia profesional que te parezca particularmente relevante, algo de lo que estés orgulloso/a.

Intereses

Empresas o personalidades públicas a las que sigues. Fijate que tus intereses reflejen tus motivaciones y objetivos profesionales.

Nos gustan los datos

Si quieres entender cómo los cambios que hiciste en tu perfil tienen efecto puedes revisar:

  • Si aumentaron las visualizaciones de tu perfil
  • Si aumentó tu aparición en búsquedas
  • Dónde trabajan las personas que ven tu perfil
  • Si generaste más contactos

Hemos recorrido todo el perfil de LinkedIn junto/as, espero que esta información te haya sido de mucha utilidad y logres alcanzar los objetivos profesionales que te propongas.

¡Hasta la próxima!